I’m back on the saddle again!

Linebackers are not born, they are made of fire, steel and lots of balls
Linebackers are not born, they are made of fire, steel and lots of balls

Pues resulta que no perecí en la pandemia, ni andaba crudo ni perdido, solo estaba consultándo el compás para corregir el rumbo… navegar la vida sin instrumentos a veces requiere tomarse uno un momento para observar el curso de las estrellas y orientarse así, como te enseñan en el adiestramiento de supervivencia, a lo salvaje. Lo malo es que estamos hablando del rumbo de mi vida y digo malo por que fueron varios meses de estar en la obscuridad, dar bandazos a los 47 no es nada agradable para los que lo rodean a uno. Sin embargo la prueba está superada y a ellos les agradezco su paciencia y buena voluntad, ahora a seguir por la senda que el buen Señor me ha mostrado.

Después de hacerle al Project Manager informático en Querétaro durante casi un año, viviendo literalmente como monje militar, enclaustrado en ondas por demás arcanas, regreso a mi terruño, a trabajar en logística para una empresa de desarrollo habitacional, de procesos ni hablamos por que no existen en esta microempresa, así que como dijo Miguel Angel de su obra maestra, “solo quité lo que le sobraba” pues aquí quise hacer lo mismo, pero con la gente y a punta de golpes me dí cuenta de que la gente en esta empresa es lo esencial, la riqueza y lo que sobra en realidad es el formalismo de una empresa enquilosada y burocrática, así que estoy desaprendiendo lo que traía y aprendiendo a ser flexible y ligero. POr supuesto que el conocimiento y la experiencia adquiridas son valiosos y ayudan a resolver pronto situaciones que se presentan, pero también a veces estorba para reaccionar rápido.

Como podrán leer, estoy utilizando términos que pueden ser del dominio del fútbol americano, por que estoy cierto de que lo que en este deporte se aprende es lo que realmente te ayuda en la vida para adaptarte y lograr tus metas; me refiero a la disciplina, la resolución, el trabajo en equipo, etc. Por todo esto es que ahora comienzo un proceso para volver a ser un linebacker, como metáfora en mi vida profesional y en la realidad del emparrillado. Así es, en las próximas intervenciones voy a registrar mi progreso en ambos sentidos, como adapto las enseñanzas del fútbol americano a mi vida profesional y como progreso hacia la meta de volver a jugar la posición de linebacker en la liga “Masters”.

Así que deseenme suerte y no se pierdan esta nueva aventura que emprendo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s