Ray Lewis y sus Hoplitas

La historia muestra una serie de circunstancias que se repiten continuamente en diferentes niveles y proporciones, la eterna trenza dorada de la vida. Una de esas historias es la del valiente Rey Leónidas y sus 300 hoplitas espartanos, inmortalizados por la narración de Herodoto de la batalla de las Termópilas y recientemente por la película de Zack Snyder titulada simplemente “300”.

Hago referencia a esta historia por que ayer lunes por la noche, viendo el juego entre los “Baltimore Ravens” y los despreciables “New England Patriots” recordé esa trágica hazaña mientras veía al “Linebacker” central de Baltimore, Ray Lewis, dirigir a su defensiva para detener la soberbia de la ofensiva de los Patriotas comandada por Tom Brady y  el tramposo “coach” Belichick.

La defensiva de Baltimore está conformada por veteranos, algunos dicen que ya es un equipo viejo, pero con un gran espíritu y decisión lograron hacer desvariar a los Patriotas, carga tras carga, aplicando el único antídoto contra la precisión de Brady, atacándolo, presionándolo, infringiéndole miedo en cada jugada, con un dominio asombroso de la técnica y una garra ejemplar.

Como Leónidas y sus 300, Ray Lewis y sus compañeros detuvieron el embate de los guerreros ensoberbecidos; igual que los espartanos de las Termópilas, la defensiva de los “Ravens” se entregó hasta el último aliento para finalmente caer vencidos, en el caso de Leónidas, por un ejército más numeroso y en el caso de Baltimore, por una ofensiva constante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s